BAJA MONTAÑA
BODEGAS Y VIÑEDOS

 

Los vinos de Baja Montaña Viñedos y  Bodegas, se elaboran en la Bodega de Liédena, que con una trayectoria de más de 80 años, la bodega reúne la experiencia y buen hacer de unos vitivinicultores que han sabido adaptar sus instalaciones a las nuevas tecnologías sin dejar el sistema de elaboración tradicional.

El mejor activo de la Bodega de Liédena son sus viñas, cuyas cepas han crecido en la parte septentrional de la Denominación de Origen, con un clima ideal para la producción de uvas de calidad sin apenas tratamientos fitosanitarios.

La Baja Montaña navarra está situada a los pies de los Pirineos entre la Foz de Lumbier y la de Arbayún (la que da nombre al vino y la más extensa e impresionante de las gargantas navarras) y cuenta con una condiciones naturales espectaculares para elaborar blancos y rosados.

Se trata de una zona alta de entre 450 y 600 metros de altitud, con un clima fresco y ventoso propio del prepirineo y sin riego, ya que tiene una pluviometría media de 700 mm al año, lo que supone todo un lujo en estos tiempos de cambio climático.

Los viñedos se ubican en terrazas cuaternarias de suelos muy pedregosos, pobres, bien drenados, profundos y de baja fertilidad y rendimiento, características que permiten ciclos vegetativos muy largo con maduraciones lentas y sin sobresaltos que aportan calidad tanto a la planta como a unas uvas que son vendimiadas a mano y tratadas con mucho mimo durante todo el proceso.